martes, septiembre 04, 2007

Vida Contemporánea - Regalo de cumpleaños

Yokozuna Asashoryu (78) Yokozuna Asashoryu (78). Originally uploaded by Martina Fay.
Hoy fue la ultima clase del primer nivel de Japonés. El Jueves es el segundo y ultimo examen. Recuerdo que quise usar el blog como una especie de bitacora de mi progreso, y al final habré escrito solo dos o tres posts al respecto. Las clases son agotadoras. Es como estar aprendiendo a hablar alguna lengua extraterrestre, sin animos de ofender a nadie. Al contrario, la posibilidad de conocer una cultura como la japonesa a través de su idioma es una gran aventura que seguramente nunca termina. Ver el canal NHK o una pelicula sin subtitulos, y entender solo frases aisladas sonará patético, pero para mi actualmente es una gran emoción. He conocido a gente depinga en el curso, pero la mayoría se quedó en el aparato. De casi veinte solo quedamos cinco, y pareciera que solo dos o tres van a entrar al segundo nivel.

Las cosas están revueltas en mi ambiente de trabajo. Con la inseguridad juridica, laboral y hasta habitacional, cada vez volviéndose mas palpable, mis colegas están viendo ofertas fuera del país y eso es el tema diario en la oficina. A mi me gusta Caracas, asi de sucia, fea y violenta (no, no consumo ningun tipo de alucinógenos ó disociativos), y ahora por primera vez me he planteado buscar trabajo fuera; y tal vez quizas, vivir en otro país. No sé si me hace falta pasar miserías aqui para llegar al punto de aceptar situaciones desesperadas, pero por ahora no me veo yéndome de turista a otro país y luego quedándome como un ilegal. Quien me discuta que afuera como ilegal tengo mas derechos civiles de los que tendremos en el futuro aqui, probablemente tiene la razón. Siento que tengo que pensarlo muy bien. Si decido irme, quiero decidir tambien no volver sino como visitante. Ya he visto tanta gente que vende todo aqui, se va, y luego vuelve con mucho menos de lo que se fue. Para mi es no un asunto de dinero, sino de dignidad. ¿La situación politica? Que puedo decir de ella que ya no se haya dicho o dejado de decir. Todos los días en Caracas se respira indiferencia y desilusión. Todavía puedes decidir entre cambiar tu vida o pasar el dia hablando mal del gobierno, como si con eso se solucionara algo.

Acaba de pasar Agosto. Acabo de cumplir 34 años. Como mi amigo AntonBear cumple años dos días después que yo, lo celebramos juntos con todos los viejos amigos y con unos nuevos. AntonBear siempre quiso estudiar diseño de modas, y entre los prejuicios de su familia y su entorno, y los suyos propios, nunca se atrevió. Ahora que acaba de cumplir 51 y por fin se decidió, mi compañero y yo le regalamos un manual para bocetear el cuerpo humano y confecciones. A mi me encantaría llegar a esa edad y seguir cambiando y aprendiendo. No me caigo a cobas y estoy clarísimo que el peor enemigo en esa tarea no es ni el tiempo ni la gente. Es uno mismo. Algo se va paralizando o cristalizando, y uno se va volviendo resistente al cambio, si es que acaso no lo fue durante toda su vida. Treinta y cuatro. Parece un numero cualquiera. Y lo es, porque yo me siento felizmente atrapado en una época en la que puedo conectarme con alguien de 17 años en el curso de japones y tambien con alguien de 60 en mi trabajo, como si las diferencias en edad no existieran. No sé si el tiempo me amargue y me convierta en un anciano anticuado en el futuro, pero por ahora quiero disfrutar como regalo de cumpleaños, el sentimiento de ganarle al Sr. Tiempo. Aunque solo sea una ilusión.

テクベアル0 [Nisen Nana Nen Hachigatsu Yokka Kayoubi]

Etiquetas:

publicado por TecBear a las 9/04/2007 09:14:00 p. m.

2 opiniones:

Anonymous Anónimo escribió...

Симпатичная корзина, выгнанная в нескольких месяцах.

9/04/2007 11:22:00 p. m.  
Blogger Maravilloso Desgarro escribió...

Nada es casualidad... estoy escribiendo sobre eso y di con tu blog al googlear la palabra techné... lo leí y me gustó. También vi la fecha, fue ayer, así que Feliz cumpleaños atrasado.

9/05/2007 10:36:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home