jueves, diciembre 29, 2005

Diario del Dia que nunca muere (cinta uno)

Dream Myself Alive 03
Avenida Solano al Anochecer. Originally uploaded by tecbear0.
Nosotros nunca dormimos. Al principio, se siente raro que llegue la noche y uno no sienta sueño. Amanece y uno aun sigue despierto, sin cansancio. Hay que tener buena memoria para no perder la cuenta de los días, pero está bien, porque al menos yo, raras veces sabía en que día estaba.

Cada cierto tiempo o durante ciertas circunstancias, como por ejemplo, bajo la luz del sol del mediodia, se siente como un desmayo y se pierde la consciencia. No es como dormir, porque no se sueña, y uno vuelve en sí generalmente cuando la causa desaparece. A mi solo me ha pasado por unas horas, pero una vez alguien que contó que pueden pasar días y tal vez semanas o meses. Aunque yo solo lo he experimentado pocas veces, se siente horrible volver y revivir aquella sensación.. Al darte cuenta de la realidad. Por eso evito en lo posible la luz del sol y las luces artificiales fuertes.

Recuerdo que cuando era niño, una noche en la que estaba aterrado por los aullidos de unos gatos y pensaba que eran espantos horribles, la esposa de uno de mis tíos me dijo que los fantasmas le tenían miedo a la luz. Por eso, solía dormir con la luz encendida, convencido de que así estaría seguro. Perdí la costumbre al entrar a la adultez, cuando entendí que los vivos podían hacer mas daño que los supuestos fantasmas, y dejé de creer en aparecidos. Ni idea de donde sacó la información, pero efectivamente tenía la razón.

TecBear [29-DEC-2005]
publicado por TecBear a las 12/29/2005 01:31:00 a. m. 3 comentarios

domingo, diciembre 25, 2005

Venticuatro doce dosmil cinco

Mira.. ¡Es un niño!
Mira.. ¡Es un niño!. Originally uploaded by tecbear0.
Los Teques está repleto de gente por todas partes. Voy a visitar a mis padres por la navidad. Al llegar, mi hermana y yo hemos decidido limpiar la sala de la casa mientras mis padres están fuera. Al terminar, se siente como una tarde cualquiera de hace diez años, en aquella época en la que estábamos a punto de mudarnos a Caracas, cada quien por su cuenta. Yo voy a recibir la navidad con él y ella se quedará con mamá y papá. Cuando llegan, almorzamos y hablamos de cualquier cosa. Hace días mataron al hijo de un compadre de ellos, para quitarle su moto o algo asi. Despues de la mala noticia, bromeamos acerca del escándalo que soportarán en la noche, con todas las fiestas de los vecinos. Mis padres son viejos y probablemente hayan llegado a la edad que tienen por haberse acostado temprano siempre. Afuera unos niños explotan fuegos artificiales y bengalas. Yo miro la foto del muchacho muerto en la portada del periódico local. Pienso. Debería ver a mis padres y a mis hermanos más seguido. Nunca sufrí de esa depresión navideña, en la cual la gente se siente infeliz por no tener lo que tienen los demás, por no recibir regalos, por estar solos o por ya no estar junto a gente que quiso o quiere. Sin embargo algo me dice que el Sr. Tiempo tiene planes no muy agradables para los próximos diez años. El Sr. Tiempo se sienta a mi lado, a ver el periódico conmigo. Volteo a verlo. "¿Viste esto? Yo lo conocí cuando tenía cinco añitos. Era un bebé lindo" - Le digo. Él toma la hoja para distinguir la figura tirada en el piso, con los transeúntes a su alrededor. "Tendría unos dieciocho años" - le digo. "Lo sé", me dice, volteando a ver a mis padres. "¿No es como morboso que estés leyendo eso en Navidad? ¡Vámonos por los Teques a tomar fotos!" - me pide emocionado. Tengo pilas recargables y memoria para casi trescientas, asi que no es ni mala idea. Aun no sé si mis padres irán al sepelio. Mi teléfono debe estar lleno de mensajes porque está vibrando intermitentemente desde hace rato. Mi hermana me da las gracias por sus regalos. Mi ropa huele al limón sintético del spray limpiador de muebles. Debo volver a Caracas antes de que ya no haya mas transporte y las calles estén desiertas, con las gentes dentro de sus casas, riendo en la opulencia de las cenas y la música a todo volumen, con sus ropas nuevas, o llorando desconsolados sintiendo que no tienen ninguna razón para celebrar. Yo recibiré y daré mis regalos, compartiré la cena con él y con amigos que están solos en la ciudad. Celebraré en silencio que tengo salud y amor, y que puedo compartirlos. Y a ti, me conozcas o no me conozcas, celebres o no celebres este fin de semana, que pases una feliz navidad.

[ << Ventidos Diez Dosmil Cinco ] [ >> ]

TecBear [DEC-2005]
publicado por TecBear a las 12/25/2005 07:09:00 p. m. 3 comentarios